Las facturas proforma con Axonaut, el software de gestion

Las facturas Proforma

En tu actividad, sabemos que a menudo recibes facturas proforma. Como empresarios, ¿Quieres saber las diferencias entre una factura de venta y una factura proforma? ¿Cómo crear facturas proforma? ¿Por qué un software de facturación es útil? Para responder a todas estas preguntas sobre este documento, este artículo va a ayudarte 🙂

¿Qué es una factura proforma?

Hay diferentes tipos de facturas según el tipo de venta y/o prestación realizada. La factura proforma es un documento simplemente comercial. Tienes que especificar en este documento: 

  • El título “Factura Proforma” de forma muy visible para evitar confusiones con las facturas de venta. 
  • La fecha de emisión 
  • Tus datos (nombre comercial, razón social, NIF, datos de contacto etc.)
  • Los datos de tus clientes (nombre comercial, razón social, datos de contacto, dirección etc.)
  • Una descripción detallada de los productos y/o servicios que propones
  • El precio detallado de las prestaciones 
  • Las modalidades de entrega o transporte 
  • Las condiciones generales de venta y de pago 
  • El IVA

Cuando el cliente acepta la factura proforma, puedes crear una factura de venta. 

¿Qué validez jurídica y contable tiene una factura proforma?

Una factura proforma no tiene validez contable ni jurídica como los presupuestos y facturas. 

Así, aunque parece a una factura, se considera una factura proforma como un documento informativo que envías a tu cliente para informarle de los términos del contrato. 

Al momento del envío de la factura proforma, no hay compromiso para el cliente y puede negociar los diferentes elementos para una futura factura por eso se puede decir que solo tiene un valor comercial. 

¿Por qué hacer una factura proforma?

La factura proforma tiene muchas ventajas para tu actividad:

  • Con una factura proforma, puedes empezar una relación comercial con un cliente potencial en una base clara y precisa. Tendrá todas las informaciones de las prestaciones y podrás negociar si fuera necesario.
  • Con una factura proforma, vas a precisar las condiciones de venta. De esta manera, las probabilidades de desacuerdos con el cliente se reducirán antes de la firma de la factura de venta. 
  • Tu banco puede solicitar una factura proforma si pides un préstamo. Tendrá una visión más clara de tu proyecto. 
  • Cuando declaras mercancías de importación o exportación, las aduanas pueden pedir una factura proforma. 

¿Cómo hacer una factura proforma en un software de facturas Axonaut?

Axonaut es un software de presupuestos y facturas que permite crear facturas proforma. Ya que el objetivo de Axonaut es facilitar tu vida cotidiana, te permitimos crear este documento en unos pocos clics. Puedes encontrar aquí cómo hacerlo muy simplemente: 

  • Crear un pedido

Primero, podrás crear un pedido. Para crear un pedido en Axonaut, tienes dos opciones: hacer un presupuesto y aceptarlo o encontrar la ficha cliente, hacer clic en él “+” en la parte “presupuestos, pedidos y facturas pendientes” y hacer clic en “añadir un pedido”

  • Crear un documento 

En el pedido, hay diferentes partes pero vamos a enfocarnos en la parte “documento”. Así, podrás crear un documento con las informaciones necesarias. A partir del presupuesto, Axonaut puede también poner las informaciones de tu presupuesto automáticamente en la factura proforma. Basta con validar arriba: 

¿Cuáles son las diferencias entre una factura y una factura proforma?

A primera vista, parecen similares dado que contienen la misma información pero tienen diferencias. 

Cuando creas una factura proforma, tienes un primer contacto comercial con el cliente. Es una factura provisional que puedes modificar a diferencia de la factura de venta que es un documento definitivo. 

Además, la Agencia Tributaria no aceptará una factura proforma como evidencia de una relación comercial ya que la principal diferencia es la numeración. En efecto, la numeración no es un requerimiento para las facturas proforma a diferencia de las facturas de venta. Otra diferencia: el título. La palabra “proforma” tiene que aparecer en la cabecera del documento y de manera evidente.